21 Apr 2019
Publicado en Noticias
Valora este artículo
(0 votos)

De una cosecha récord de 55,5 millones de toneladas, sólo se comercializaron 23,5 millones. Queda por levantar menos del 5% del total del área sembrada.

Mientras las cosechadoras levantan los últimos lotes con soja en el país, el grano demora su ingreso al circuito comercial. Sobre una cosecha récord estimada en 55,5 millones de toneladas, aún quedan sin vender 31 millones de toneladas, el equivalente a 56 por ciento de la producción, según la Bolsa de Comercio de Rosario.
Hasta el 18 de junio pasado, el Ministerio de Agricultura de la Nación reportó negocios con la oleaginosa por 23,5 millones de toneladas: 42 por ciento del total. El millón de toneladas que resta es lo que se utiliza para semilla. Si bien este volumen no difiere demasiado de lo vendido a la misma altura del año anterior, cuando se habían comercializado 24,3 millones de toneladas, la producción proyectada para esta campaña es 7,3 millones de toneladas superior.

“Entre los principales factores que motivan el retaceo de ventas, se encuentra el contexto de incertidumbre macroeconómico, ante el cual el productor ve en la mercadería física un modo de cubrirse frente a las variaciones tanto del nivel general de precios como del tipo de cambio”, precisa la bolsa rosarina en su último informe de la semana. Inclusive, la decisión del productor de retener se da en un escenario que, a mediano plazo, prevé menores precios para el grano, a partir de una recuperación de la demanda por el ingreso de la cosecha de Estados Unidos (entre octubre ?y noviembre próximos).

Hasta el momento, la recolección de soja a nivel país ya cubrió 95,2 por ciento del área sembrada. Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, ya se cosecharon más de 18,5 millones de hectáreas que aportan un rinde medio nacional de 2,9 toneladas por hectárea. Estos indicadores han permitido acumular una cosecha parcial de 53,6 millones de toneladas.

“A medida que avanzó la recolección en lotes más tardíos, el promedio productivo continuó su tendencia a la baja. Se prevé que el cierre de campaña finalice próximo a las 2,85 toneladas por hectárea, lo que permitirá alcanzar una producción nacional récord de 55,50 millones toneladas”, sostienen desde la bolsa porteña.

El comienzo de la semana fue negativo en materia de precios para la soja. Los datos de stock y de cálculo de siembra en Estados Unidos –en ambos casos por encima de lo esperado en el mercado– impulsaron fuertes bajas en Chicago. La posición más cercana para la oleaginosa perdió 11,6 dólares por tonelada y cerró a 514,61 pesos; mientras que la soja con entrega en noviembre cayó 26 dólares y terminó en 425 dólares. El mercado local no fue ajeno a esta retracción. Por la soja disponible se pagó 2.360 pesos, 6,3 por ciento menos que el viernes.

Más en esta categoría: Consumo Colombia »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.